Cualquier persona es un seducido en potencia, por Álvaro B. La Grecca
junio 20, 2018
El asunto de los límites, por Alberto Suárez Ledo
julio 4, 2018

Cocina y negociación, por Samuel Rodríguez

En el 2009, el canal ElGourmet.com incorporó a su programación un espacio innovador llamado “Yo Cocinero”. Lo novedoso de este programa es que su conductor es un joven cocinero venezolano de apenas 15 años de edad llamado Omar Pereney, quien con profesionalismo y creatividad prepara sus recetas a la masiva audiencia de este canal.

En sus programas, Omar presenta de forma práctica y sencilla una serie de recetas comúnmente encontradas en hogares latinoamericanos, pero preparadas con técnicas profesionales que elevan el nivel de los platos en cuanto a la calidad del sabor y de la presentación. Hacia el final de cada programa, el joven chef hace una invitación a la audiencia a animarse a seguir sus consejos, a preparar sus recetas, a involucrarse y divertirse en la cocina porque con las técnicas y las herramientas correctas todos podemos ser excelentes cocineros. Dice Omar que si él puede hacerlo, todos podemos hacerlo, y termina cada programa con una ocurrente frase: “Yo cocinero, tú cocinero”.

Reflexionando sobre el programa, considero que busca mostrar que cocinar se puede convertir en una actividad en la que todos podemos participar, que podemos disfrutar y además obtener buenos resultados. Creo que envía un poderoso mensaje a dos audiencias distintas. A quienes les gusta la cocina, preparan buenas comidas, pero lo hacen de manera intuitiva, les da técnicas profesionales de cómo hacer las cosas de manera consciente y razonada, sabiendo el por qué de cada paso que se toma, con el objetivo de maximizar la calidad de las preparaciones. Y a quienes no se meten en la cocina porque consideran que es muy difícil y que nunca podrán preparar buenos platos, les invita a intentarlo, pues con el conocimiento de sencillas herramientas y técnicas podrán preparar platos de calidad para su disfrute en familia.

 

Considero que cuando vamos a negociar o cuando tenemos un conflicto que resolver, muchas veces nos sucede lo mismo que en la cocina. Es decir, en ocasiones principalmente lo hacemos intuitivamente, según nos parezca en el momento, o según siempre lo hemos hecho, lo cual puede resultar en que no alcancemos los objetivos, o que los resultados logrados aunque buenos pudieron ser mejores. Lo otro que muchas veces sucede es que lo evitamos, pues nos parece muy complicado y preferimos hacer que otra persona se encargue de eso.

La reflexión que nos lleva a hacer el programa conducido por Omar Pereney en cuanto a la negociación, es que todos tenemos la capacidad de influir exitosamente en los demás, de lograr nuestros objetivos, de manejar diferencias eficientemente, de negociar y resolver conflictos con beneficios para todas las partes. Para poder hacerlo, sin embargo, necesitamos una herramienta adecuada, una visión correcta, una preparación estratégica que nos permita maximizar nuestro potencial negociador y obtener los mejores resultados de los procesos que se nos presentan a diario.

Quienes nos dedicamos a la negociación de manera profesional buscamos siempre aplicar estos conceptos en los procesos en los que estamos involucrados, así como facilitar esas herramientas para las personas y organizaciones con las que trabajamos. Si nosotros podemos hacerlo, ustedes también. “Nosotros negociadores, ustedes negociadores”.

Samuel Rodríguez González

Comments are closed.